No todos los monstruos dan miedo

No todos los monstruos dan miedo

El ajolote mexicano (Ambystoma mexicanum) recibe su nombre del náhuatl axolotl, que significa monstruo de agua, y proviene de la leyenda que cuenta cómo Xólotl, hermano gemelo de Quetzalcóatl, se lanzó al agua y cambió de forma a un ser acuático para evitar ser sacrificado. Se dice que desde entonces viven los ajolotes en lo que era el Gran Lago de Texcoco y fueron importante fuente de proteínas en la dieta de los mexicas, además de ser considerado un manjar para los gobernantes y el pueblo, consumido usualmente en tamal.

Los ajolotes son anfibios, parientes de las salamandras. Su piel es lisa y húmeda sin escamas, tienen cuatro dedos en sus patas delanteras y cinco en las traseras; nacen por medio de huevos y comen algas, plancton, insectos, otros invertebrados y huevos de peces.

Otro punto interesante de esta especie es que son neoténicos, lo cual significa que mantienen la misma forma desde que nacen hasta que mueren, además de conservar sus branquias, las cuales se alargan o encogen dependiendo de la cantidad de oxígeno en el agua y su aleta caudal, por lo que no pueden vivir fuera de ella.

Sin embargo, su rasgo más impactante y característico es su capacidad para regenerar sus células de tal manera que si pierden una extremidad les vuelve a crecer, cualidad que actualmente es estudiada por centros como el Instituto de Medicina Regenerativa de la Universidad de Monash, en Australia, con la esperanza de regenerar miembros humanos, sanar lesiones cerebrales y de médula espinal, así como encontrar nuevos tratamientos para enfermedades del corazón y el hígado.

La medicina tradicional también les ha concedido propiedades curativas para el cansancio, tos, anemia, dolor de espalda e inclusive como afrodisiaco, aunque ninguna de estas propiedades ha sido comprobada científicamente.

Destrucción de su hábitat amenaza su supervivencia

El ajolote mexicano es una especie en peligro de extinción, según la norma mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010; está en el apéndice II de CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestres) lo cual significa que su comercio debe ser controlado para evitar un uso incompatible con la supervivencia de la especie.

También está en la lista roja de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) bajo la categoría de peligro crítico, pues actualmente sólo viven en los canales de lo que queda de Xochimilco. En 1998 su población era de 6,000 individuos por km2, en 2004 eran 1,000 y en el 2008 tan sólo se registraron 100 individuos por km2.

La disminución de sus poblaciones se debe a su comercio indebido, la introducción de especies exóticas en los canales de Xochimilco (carpa y tilapia) que devoran huevos y larvas, y principalmente la contaminación y desecación de los cuerpos de agua. El 17 de junio se celebra el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, por lo que no sólo en esta fecha, sino diario, debemos de tomar acciones para cuidar el agua y ayudar a que especies como el ajolote mexicano sigan siendo parte de nuestros ecosistemas.

Bibliografía consultada:

*Anaya, R. E. 1998. Nuestro mexicanísimo ajolote. Especies 7(4):19-23.
*Casas-Andreu, G., R. Cruz-Aviña y X. Aguilar. 2003. Un regalo poco conocido de México al mundo: El ajolote o axolotl (Ambystoma: Caudata: Amphibia). Con algunas notas sobre la crítica situación de sus poblaciones. Ciencia ergo sum 10(3):304-308.
*Contreras, V., E. Martínez-Meyer, E. Valiente y L. Zambrano. 2009. Recent decline and potential distribution in the last remnant área of the microendemic Mexican axolotl (Ambystoma mexicanum). Biological Conservation 142:2881-2885.
*Molina, V. A. 2010. El ajolote de Xochimilco. Ciencias 98:54-59.
*Robles-Mendoza, C., C. E. García y R. C. Vanegas. 2009. Maintenance media for the axolotl Ambystoma mexicanum juveniles (Amphibia: Caudata). Hidrobiológica 19(3):205-210.
*Valiente, E., A. Tovar, H. González, P. Eslava-Sandoval y L. Zambrano. 2010. Creating refuges for the axolotl (Ambystoma mexicanum). Ecological restoration 28(3):257-259.
*Zambrano, L., E. Valiente, M. J. Vander-Zanden. 2010. Food web overlap among native axolotl (Ambystoma mexicanum) and two exotic fishes: carp (Cyprinus carpio) and tilapia (Oreochramis niloticus) in Xochimilco, Mexico City. Biological Invasions 12(9):3061-3069